Las casas prefabricadas se tardan menos en construir que una convencional. Esto es debido entre otras cosas a la construcción simultánea, mientras la estructura principal de la casa se construye en la fábrica, se puede ir trabajando en la cimentación. Aparte al fabricarse en interior no nos afectan los retrasos climatológicos.

Este es uno de los motivos por los que ahorramos al comprar una casa prefabricada.

IMG_8549.jpg