La madera impregnada es aquella que ha sido sometida a un proceso industrial, altamente controlado, el cual consiste en la inyección de un preservante en el material, el cual protege la madera contra la amenaza de hongos causantes de pudrición e insectos, incluida la termita subterránea.

Tras la impregnación, la madera es segura de usar  y alarga la vida útil del Pino, y previene el ataque de hongos causantes de pudrición e insectos incluida la termita subterránea, alargando su vida útil en servicio hasta 50 años.

El uso de madera impregnada reduce la presión sobre nuestros bosques nativos, y ayuda a disminuir las emisiones de CO2, frente a otros materiales como el acero y cemento.

IMG_8542.jpg